Paraguay Turismo

Loading...

Paraguay: un milagro americano! Headline Animator

lunes, 31 de diciembre de 2012

Ingeniería "Mecatrónica" de última generación en la UNA


 
Con un novedoso trabajo desarrollado para la tesis de la carrera, Arturo Umeyama y Rodrigo Lebrón se convirtieron en los dos primeros ingenieros mecatrónicos egresados de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Asunción. 


/ Guido Carvallo, ABC Color
 
Rodrigo Lebrón y Arturo Umeyama junto a sus compañeros en el laboratorio de Ingeniería Mecatrónica de la UNA. / Guido Carvallo, ABC Color.

Luego de un trabajo que significó ocho meses de esfuerzo ininterrumpido, finalmente Rodrigo Manuel Lebrón García (23) y Arturo Yoshiyuki Umeyama Matsumoto (24) lograron cumplir la meta anhelada y hoy son los primeros ingenieros mecatrónicos de la Universidad Nacional de Asunción, desde la apertura de la carrera en la Facultad de Ingeniería en 2007.

“Es una carrera orientada a la automatización; la idea es que un ingeniero mecatrónico pueda hacerse cargo de la automatización de cualquier proceso. Está más que nada orientada al ámbito industrial, pero tiene aplicaciones en muchas otras áreas. Nos incumbe todo lo que sea robótica, por ejemplo, porque tiene aplicaciones en otras áreas. No es propiamente robótica; es una carrera orientada a la automatización, pero la robótica a su vez está orientada a la automatización”, aclara Rodrigo.

“En Japón surgió el término mecatrónica para referirse a procesos dentro de la industria automotriz, que tiene mucho de mecatrónica, porque un auto no es solamente mecánico, tiene muchísima electrónica y para construir eso sí o sí se debe recurrir a la robótica, y ahí es donde se acuñó el término”, añade Arturo, quien en breve viajará a los Estados Unidos para continuar con su formación.

La idea del proyecto presentado por Rodrigo y Arturo surgió a sugerencia del tutor de tesis Fernando Brunetti, quien es doctor en Ingeniería de Telecomunicaciones y científico contratado del Grupo de Bioingeniería del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España. “Él nos tiró la idea y nosotros aceptamos; investigamos primero acerca de la tecnología que debíamos aplicar y nos pareció muy interesante la propuesta”, refiere Arturo sobre la tesis titulada "Diseño e implementación de una plataforma de control para exoesqueletos robóticos basados en PC/104, sistema operativo de tiempo real y red can".

“El tutor nos trajo los componentes y nosotros armamos todo. Diseñamos las placas que había que diseñar, programamos, hicimos el sistema de control, la arquitectura del control y conseguimos mover  el exoesqueleto. Nosotros no hicimos la estructura mecánica, él ya nos trajo eso. La estructura mecánica son dos eslabones que se aplican al brazo en forma paralela y que normalmente están diseñados para tratamiento médico”, explica Rodrigo.

En palabras de los ingenieros, los exoesqueletos robóticos pueden ser “vestidos” por seres humanos para ayudar a la funcionalidad del cuerpo. “Las personas pueden vestir esos robots para mejorar, reemplazar o amplificar la movilidad de las extremidades”, señala Rodrigo. “Por ejemplo, a una persona que perdió la movilidad de un brazo se le puede programar la trayectoria que se pretende darle a esa extremidad, qué tipo de movimiento se desea y entonces ahí simplemente la persona viste el exoesqueleto”, agrega.

Para materializar el proyecto, los jóvenes ingenieros recurrieron a una computadora con factor de forma PC/104; la misma –según explica Umeyama– es una computadora más compacta, con peso y tamaño reducidos, utilizada en el desarrollo de este tipo de aplicaciones.

Según explica Rodrigo en detalle, el trabajo consistió en la creación de bloques que puedan interactuar  con los sensores y actuadores dentro del sistema. “El desarrollador tiene que preocuparse por programar nada más y no se ocupa de tocar el hardware en sí; el programador ya está abstraído de eso. La electrónica ya se encarga de manera autónoma de eso. Cuando programamos, esos datos van de nuevo a una computadora especializada, que es la PC/104. Eso se ejecuta con un sistema operativo en tiempo real y después esa computadora se comunica a través de una red con los dos dispositivos que nosotros creamos”, refiere Rodrigo.

Uno de los dispositivos se encarga de controlar un motor llamado actuador y el otro se encarga de controlar un sensor. “Estos dos controladores inteligentes son autónomos, y se llaman así porque tienen conexión a la red y tienen su propia unidad de procesamiento; no dependen de la computadora central, que sería la PC/104”, detalla Rodrigo.

A pesar de sonar ajena a nuestro ámbito, la Ingeniería Mecatrónica es una carrera que supo captar la atención de los jóvenes desde su apertura en 2007. “Todo es automático y el ingeniero mecatrónico está capacitado para diseñar esos sistemas, mantener e instalar los mismos”, explica el ingeniero Gustavo Verón, director de la carrera.

“Por ejemplo, un sistema automatizado de una industria tiene un programa en que uno le ordena a la máquina para que haga algo, entonces el ingeniero mecatrónico tiene que saber hacer esa programación, cómo conectar ese programa con la parte mecánica a través de un sistema electrónico. El ingeniero mecatrónico conoce ese sistema y también la parte mecánica”, agrega Verón, y comenta que la carrera es una sinergia entre el área de programación, el área electrónica y el área mecánica.

En el Laboratorio de Automatización y Robótica de la FIUNA, los alumnos de la carrera cuentan con materiales y herramientas que utilizan en sus investigaciones. Entre ellos están Nicolás Franco y Carolina Pineda, quienes ya están realizando una pasantía en una empresa al tiempo de preparar el esquema para presentar la tesis en el 2013.

Carolina, quien confiesa haberse decidido por la carrera por gustar de las cosas novedosas, se sintió atraída de inmediato por el lado más tangible de la mecatrónica. “Iba a seguir electrónica en principio, porque cuando entré acá todavía no estaba la carrera; ingresé y vi que eran cosas que se podían tocar, porque la Electrónica es un poco más abstracta. Entonces, la mecatrónica sería algo más integrado y ya es algo más visible, más mecánico”, comparte.

Rendidos ante la maravilla de la ciencia, todos coinciden en la necesidad de un mayor apoyo e interés de las instituciones para el desarrollo de la ciencia y las nuevas tecnologías.

Es una carrera orientada a la automatización; la idea es que un ingeniero mecatrónico pueda hacerse cargo de la automatización de cualquier proceso.

Fuente: ABC
david.messina@abc.com.py
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente aqui